contemporaneiz[arte]

Sala de reflexión y debate acerca del arte contemporáneo, del arte del presente, del arte emergente y de sus nuevas formas de expresión, arte por tanto del siglo XXI heredero directo del prolífico arte del siglo XX

05 febrero 2008

¿El legado de Chillida o turismo ven a mí?

Ayer, leyendo el diario Público [ya están que lo regalan] me encontré con un amplio reportaje sobre la polémica obra póstuma de Eduardo Chillida, que consiste nada menos en crear un cubo de 50 metros de altura [como un edificio de 15 pisos] en la montaña de Tindaya en la isla de Fuerteventura, considerada Monumento Natural.

Según en palabras del propio artista quería "crear un espacio interior que pudiera ofrecerse a los hombres de todas las razas y colores, una gran escultura para la tolerancia". La verdad que las imágenes del proyecto son alucinantes, debe ser una pasada poder visitarlo, pero ¿por qué aportar más arte a algo que ya tiene un arte natural?

Sus detractores, entre ellos muchos ecologistas a los que tildó como "un coñazo espantoso", piensan que lo único que movió a Chillida a este monumental proyecto fueron sus ansias de perpetuarse en el tiempo, de dejar una obra para la eternidad en un ataque ególatra y por otro lado acusan al gobierno canario de querer enriquecerse, de querer montar un parque temático alrededor de la obra, de seguir sumando turistas sin tener en cuenta el paraje donde se encuentra.

Sus defensores, entre los que se encuentran los herederos del autor, piensan que el impacto ecológico no será tanto ya que la zona se dedicó a la extracción minera, porque el hueco para realizar la obra no supondrá más que un 0.03% del volumen de la montaña y por el resurgir turístico de la isla.

Ahí queda la polémica, yo creo que aunque se trate de Chillida todo tiene una medida y la impresionante belleza de Tindaya no creo que incremente por la inversión de decenas de millones de euros en la obra de un individuo, por enorme que sea su fama.

Etiquetas: , ,

14 Comments:

At 11:01 a. m., Blogger Paul M. said...

qué gracioso lo del 0.03%! cómo se nota que esta gente piensa en números. me pregunto qué porcentaje de terreno ocuparía una central nuclear en tindaya...


un saludo,

 
At 1:50 p. m., Blogger Glo said...

Cualquiera que no sean un hipócrita y tenga un poco de memoria, recordará las críticas que recibió durante su construcción el Museo Guggenheim de Bilbao. Ahora todos los que se oponían han girado dócilmente como una veleta y se muestran encantados. Incluso es posible que estén convencidos de que jamás pusieron un pero. También hay quien reconoce que en su momento se opuso, y quien se sigue oponiendo, pero bien sabido es que la honestidad es a cualquier sociedad, como el grano lo es a la paja.

Estoy a favor de Tindaya y me molestan las opiniones débiles e irreflexivas que sostienen las mayor parte de sus detractores. Porque quien piense que detrás de una catedral gótica, un templo griego, un palacio renacentista, o una pirámide, no han existido intereses económicos y ansia de gloria por parte de los promotores y de los artistas que lo concibieron, está muy equivocado. Aunque también es cierto que esas empresas tuvieron, como no, sus enemigos. La resultante de todas esas fuerzas, en el caso de los ejemplos gloriosos, fue positiva; en el caso de Tindaya, por ahora está resultando negativa.

No importa. El proyecto de Chillida para Tindaya merece la pena y estoy convencido de que se llevará a cabo, para beneficio del paisaje, de los habitantes de la isla, y de todos; incluso de sus detractores.

 
At 8:43 a. m., Blogger av[artist] said...

En mi caso es gratuito opinar ya que conozco el paisaje de Tindaya tan sólo en fotografías, por tanto no sé si su belleza es tan exagerada como dicen o si se ha quedado en un lugar de extracción minera abandonada, lo que sí es cierto que con Chillida aquello se convertirá en un peregrinace de decenas de personas y asociar arte y turismo cada vez me pone más nervioso, siempre me huele a especulación...

 
At 12:40 p. m., Blogger Susana said...

Creo que Chillida tiene delirios de grandeza queriendo dejar como obra póstuma una especie de parque temático en el Tindaya. Será pasta para el cabildo y atraerá a mucha gente. Es un paso más para que la "religión del arte" se reafirme y la gente peregrine a ver a sus dioses estén donde estén.

http://cenandoarte.blogspot.com/

 
At 9:26 p. m., Blogger Omar Cruz said...

I like this blog is fantastic, is really good written. Congratulation. Do you want to see something more? Read it...:Great investment opportunity in Costa Rica: beach real estate, condo, condos for sale. Visit us for more info at: http://www.costa-ricarealestate.com

 
At 11:49 p. m., Blogger Pabloid78 said...

Se han excavado incontables metros cúbicos para extraer minerales, trazar autopistas, construir embalses... y cuando se trata de hacer arte con el paisaje, se sale con esos planteos mezquinos. No creo que se trate de incrementar la belleza de Tindaya, sino de ofrecer una experiencia espacial única, que debe haber estado en la mente del hombre desde el paleolítico, una enorme cueva perfecta... espacio sin cosntruir, espacio por sustracción, merece la pena tener un buen ejemplo de eso, aunque sea uno. Lo que es un poco triste es esa justificación de que es un espacio para la tolerancia y para hombres de todos los colores, ¡faltaba más!, ¿o es que a alguien se le había ocurrido que fuera sólo para blancos? A veces los artistas deberían hacer y callar.

 
At 8:20 a. m., Blogger av[artist] said...

Jejeje muy bueno pabloid78, los negros por una puerta los blancos por otra, y los latinos... ¿los latinos entienden de arte?

Yo voto NO al proyecto jiji por fastidiar un poco [es que no soy muy devoto de Chillida además]

 
At 10:02 a. m., Blogger Susana said...

La observación que hace Pabloid78 es acojonante y clara. Tiene más razón que un santo. No justifico explotaciones como las que hace el hombre en pro del progreso, pero tampoco voy a justificar que Chillida quiera meter mano tan salvajemente en el Tindaya para tridimensionalizar la famosa cueva de Platón...
Existen otras maneras de hacer Land-Art que son menos agresivas con el medio ambiente. La Spiral Jetty de Robert Smithson o las obras de Walter de María como el Lightning Field, ubicada esta última en medio de un desierto árido, son grandes ejemplos de ello. Creo que alcanzan un grado de belleza que no alcanzará lo que quiere hacer Chillida, lo de Chillida lo veo más como obra postuma.

 
At 12:00 p. m., Blogger Pabloid78 said...

yo soy tercermundista, argentino-brasilero, Europa se comió medio áfrica, américa y asia, Potosí parece una esponja, y mal, con trabajadores en estado de esclavitud, aún sigue perforando por aquí y por allí, ahora, cuando hay que meter mano en un paisaje de ellos, no, a trinar. Vale que son otros tiempos, pero también hay que pensar que la postura del no implica que de aquí en adelante, por todos los siglos de civilización que vienen, no vamos a permitir más "intrusiones" en la sagrada madre tierra, y eso creo que es una moda epocal, y a mí las modas me patean el hígado. No a las concepciones sagradas de la Naturaleza, no me quiten un dios para ponerme otro, basta de cualquier fundamentalismo.
En mi blog tengo un post que se llama "toda la verdad junta", ahí pueden conocer mi ontología contemporánea, donde explico que es la "Naturaleza" hoy en día.

 
At 10:27 p. m., Blogger Glo said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 10:32 p. m., Blogger Glo said...

El origen de este proyecto no estaba en Tindaya. La idea original era hacer una escultura colosal aprovechando la excavación de una cantera. Es decir: dada una explotación de extracción de piedra, ésta se realiza con una planificación cuyo resultado final, en lugar de un vacío residual, es un vacío escultórico.

Canteras de piedra existen muchas, pero la extracción es más económica y más segura “a cielo abierto”, por lo que el escultor dispondría solamente de cinco de los seis lados. Había que “trastocar” el orden de los factores si deseaba esa “sexta cara”.

Osea, que en Tindaya solamente hay un cambio de orden de las fases, de forma y manera que en ese lugar, o en otro cualquiera de belleza similar (los yacimientos de piedras bellas suelen estar en lugares remotos), estaba previsto excavar una cantera con independencia de la existencia de Chillida. La explotación económica, en cualquier caso, parece necesaria para costear el proyecto, así como la intervención de la ingeniería de Fernández Ordóñez, puesto que al tratarse de una caverna, y por motivos evidentes de seguridad, la excavación necesita de supervisión especial para evitar derrumbes.

Lo que me enerva de esta polémica es que las críticas (incluso de gente con cierta formación en el mundo del arte, como El Roto) no tienen nada que ver con la estética, sino con consideraciones mezquinas acerca de las aspiraciones del artista. ¿Es que acaso las espiraciones de un artista no son legítimas? ¿No se debe aspirar a lo MÁXIMO? ¿Hay que fingir humildad, poner los ojos hacia el cielo y suspirar para no provocar la ira de los semejantes? Parece que sí, al menos en este país, cuyo vicio principal dicen que es la envidia.

 
At 7:30 p. m., Blogger Pabloid78 said...

¿qué le ha sucedido al autor de este blog? ¿se murió?

 
At 12:59 a. m., Blogger Peggy said...

http://todorelativo.blogspot.com/2008/02/salvemos-la-casa-arizn.html
Como se que eres muy sensible al arte ..:) me gustaria que leyeras este post , y si te parece bien lo difundieras .

gracias

 
At 8:34 a. m., Blogger av[artist] said...

Resucité! acabé los exámenes y ahora le pienso dedicar más tiempo a esto!

 

Publicar un comentario

<< Home