contemporaneiz[arte]

Sala de reflexión y debate acerca del arte contemporáneo, del arte del presente, del arte emergente y de sus nuevas formas de expresión, arte por tanto del siglo XXI heredero directo del prolífico arte del siglo XX

30 agosto 2007

Decepciones veraniegas

El nuevo número de la revista ARTE Y CONTEXTO dedica un dossier a las grandes citas de este verano con el arte contemporáneo: la Bienal de Venecia y la Documenta de Kassel y por el título del artículo de Alicia Murría [Propuestas sin riesgo] parece que la decepción es la tónica general. Ninguna de las dos citas, según la crítica, cumple con el propósito de ser el reflejo de lo nuevo, de lo sorprendente, de lo vanguardista en el arte.

Según parece, la 52 edición de la Bienal si pasa a la historia será por su afán continuista, por hacer apuestas seguras, centrándose en EE.UU., con obras relevantes pero mal montadas y/o ubicadas y una buena idea como era dedicar una sección al arte de África ha quedado empañada por una mala gestionada, según esta comisaria.

Más de lo mismo ocurre con la Documenta 12, parece que los cinco años de preparación no han sido suficientes para hacer una propuesta lo suficientemente reflexiva. Los comisarios de esta importante cita han querido centrarse en hacer arqueología del arte, en buscar similitudes entre artistas de diferentes épocas y contextos, en unas ocasiones más logradas que en otras. La pregunta que se hace Murría es que si este esfuerzo historicista sirve de algo en el siglo XXI.

Al hilo de todo esto [aunque me cueste hilar] hoy aparecía en el diario El País un artículo sobre la aportación de Ferrán Adrià a la Documenta 12. Participación que fue muy comentada antes incluso de que se inagurara dicha feria, y que yo entiendo a medias [me ha costado tiempo]. Su apuesta consiste en convertir su famosísimo restaurante El Bulli en uno más de los pabellones de la dicha feria, pero no lo ha trasladado allí sino que sigue estando en Cataluña. Lo novedoso es que invita arbitrariamente a visitantes/comisarios/artistas de la Documenta a trasladarse al codiciado restaurante no para exponer sino para comer. Lo llamativo es que el avión, taxi y hotel de estos lo paga el Patronato de Turismo de la Costa Brava.

¡Veis no lo entiendo!

Etiquetas: , , , ,

4 Comments:

At 9:24 p. m., Blogger Glo said...

Parece que el arte del siglo XX, que fue generalmente incomprendido y despreciado, empieza a ser "digerido" por la sociedad, y por tanto, no sólo disfrutado, sino también manipulado, terjiversado y corrompido.

Un saludo.

 
At 9:41 p. m., Blogger av[artist] said...

Glo vienes fuerte eh?¿
Me perdí un poquito en tu comentario...en cuanto a lo de digerido estoy de acuerdo parece que las vanguardias clásicas están superadas y las expos de las mismas se llenan a tope... y hasta ahí puedo leer jeje

Abrazos

 
At 9:56 a. m., Blogger juancorre said...

Pues entiendo a glo perfectamente pero tampoco es para escandalizarse porque es la progresión habitual (que no lógica) de toda vanguardia. Ha ocurrido siempre y seguirá ocurriendo.

 
At 11:32 a. m., Anonymous Paul M. said...

yo sólo quería añadir que la impresión general aquí en alemania es muy parecida. tanto la revista "art" como "monopol" coinciden en que el supuesto festival artístico de este verano al final no ha sido para tanto.

sin embargo, yo discrepo un poco con glo en una cosa. creo que para lo que sí sirven estos eventos es para que el arte -más o menos- contemporáneo se publicite y llegue a más gente. yo eso lo veo como algo bueno.

en cuanto a adriá, aquí ha habido bastante debate con eso de que el bulli sea un pabellón más... el documenta pretende en teoría acercarle el arte a todo el mundo, con precios relativamente asequibles al alcance de -casi- todos. creo que es evidente en qué falla a este respecto el nuevo pabellón...

un saludo,

 

Publicar un comentario

<< Home